HISTORIAS DEL ÚLTIMO DESEO DE UNA MAQUINA ANTES DE SER DESGUAZADA.

Mi energia se agotó, ya no existe.
La fuente de la que me recargaba, se ha quemado de tanto usarla.
Mi máquina dejó de funcionar y hay piezas tan dañadas que son irrecuperables e irreemplazables.
Las funciones para las cuales estaba programada son imposibles de ejecutar.
Dejé de ser madre, dejé de ser sociable, dejé de vivir y lo peor, dejé de soñar.

Mi máquina está agotada y obsoleta. es sólo chatarra a la espera de ser recogida para almacenarse en un vertedero.

Ni el mejor ingeniero es capaz de reconectar el motor que movía el corazón, el eje central del mecanismo. Sin él, nada funciona.

 

Advertisements

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s