De mi pagina “Cartas a mí”.

Ayer por fin lo conseguí María, no llegue hasta donde lo tenía planeado pero camine durante toda la mañana. Después en el comedor, me senté con los que ya son habituales, a los cuales voy considerando amigos y me siento cómoda entre ellos a pesar de que es duro cuando miras alrededor y ver en el lugar de la sociedad en el que estás ahora.

Por la tarde fui a una congregación que repartían merienda y cena, como llegué cerca de la hora cerrar y sobraban bolsas con bocadillos y fruta para llevar, me dieron cuatro bolsas, por lo que tengo 8 bocadillos en mi casa. No sé como me los voy a comer todos.

Es maravilloso ver y comprobar

cuanta gente voluntaria,  con una sonrisa en su cara, estén pendientes de ti para darte lo que necesites, da igual es la pinta que lleves, da igual de donde proven gas, la edad da igual o el género. Me estoy dando cuenta de que en esta parte dónde viven los más necesitados hay mucha más solidaridad que entre los que más tienen.

He conocido una chica, Susana, ahora vive sola en una cueva del Sacromonte. Por la mañana se levanta temprano y saca toda la basura que hay dentro, ya que la ha habitado en unas condiciones inhumanas. Y tenías que verla Marta, es una chica monísima, con mucha cultura, buscando trabajo por toda la ciudad y encima me da ánimos. Y otros dos chicos, que ya han pasado por una depresion grande tras haber trabajado durante toda su vida y de repente quedarse sin casa, sin coche, sin comida, sin nada.  Nos ayudamos mutuamente y nos repartimos la comida que sobra. Vuelvo a repetir que dentro de lo desagradable que es verte en una cola de gente con falta de higiene, con aspecto que cualquiera se apartaría de ellos si pasarán por su lado en una acera y yo me siento a comer en la misma mesa, en el mismo salón lleno de indigentes dónde hay veces que soy la única mujer, al menos la única mujer cuerda, pero cuanto estoy aprendiendo, hay mucha gente buena o al menos solidaria.

Aunque aún soy incapaz de quedar con una alguien de forma planeada, al menos parece que un rayo de ilusión va apareciendo en mí y cada vez me va apeteciendo más estar en la calle y eso ya es un gran paso.

Así que creo que estoy en el principio del camino.

Espero que la próxima vez que te escriba sea para contarte cosas positivas o al menos desde ese punto de vista.

Por cierto, hoy no he cobrado lo que cobro por mi baja, tendré que esperar hasta el lunes que viene, y llevo todo el día haciendo cuentas, y por más que sume o reste no me salen. Pero ya conseguiré salir adelante. Espero.

Advertisements

One thought on “Cartas a mí. 27/03/2017

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s