Cartas a mí. 31/03/2017

De Cartas a mí

¡Hola María!, hoy te escribo desde la cama. Son las 10,20 de la mañana, pero no te preocupes, es solo cansancio lo que hoy tengo. ¿Sabes? ayer vino mamá y estuvimos todo el día paseando, le enseñé todo lo más bonito de Granada que está cerca de mí piso, pero como no estoy acostumbrada últimamente a andar tanto, hoy me cuesta levantarme. Y eso que tengo que ir a por mí medicación, el tito me la guardas y mi Raquel me la trae cada viernes a su trabajo y yo voy a recogerla, y es que durante mucho tiempo estado tomando más medicación de la cuenta, a veces para dormir, otras para no pensar y para poder sobrevivir ya que este mundo se me hacía insoportable, y otras para jugar con la muerte.

Así que he decidido entregarlas y quedarme sólo con las de una semana, de esta forma si me da un bajón como mucho podré tomarme unas pocas, pero no todas.

Como te iba diciendo estoy cansada, pero después de ir al comedor me acercaré a por ellas, he mirado en los mapas y son sobre unos 5 km lo que tengo andar para ir y otros para volver, pero después de comer me imagino que ya habrás recuperado las fuerzas.

Ayer sucedió algo bonito en el comedor, Susana, la chica de la que te hablado que es monísima y vive en una cueva ha encontrado trabajo, pero hasta que le paguen el primer mes no tiene dinero para ir y venir a tiempo al trabajo, por lo que necesita coger el bus urbano, para subir a la cueva, además toda su ropa está en una habitaciónde un piso anterior que tuvo alquilado. Cuando lo comentó ayer mientras comiamos, yo le di un bono del autobús que tengo para que al menos los primeros días pueda ir y venir ya que no puedo darle y el chico con el que siempre nos sentamos se ofreció a pedirle un coche a un amigo y que entre los tres ir a por sus cosas. Eso se llama solidaridad entre los que no tienen. Compartir lo poquito que puedes, que al final es mucho. Es bonito todo esto a pesar de estar rodeado de unas condiciones desagradables.

Hace 2 días ocurrió algo similar, mi perra se perdió por unas horas y ¿sabes quien me ayudó a buscarla?, uno de estos chicas que llegan en patera buscándose la vida. Suele estar en la puerta de un supermercado para ayudar a la gente a llevarle la comida a su casa a cambio de una propina. Pues estuvo todo el rato pendiente de la perra, salió a buscarla, pregunto a la gente. Es increíble cómo alguien desconocido que sólo me conoce de pasar junto a él y como mucho le digo hola, se implica en ayudar. En estos momentos me siento más cómoda entre los necesitados que entre el resto de la gente, ya que ahora mismo en cierta medida formo parte de ellos.

Un saludo, ya te contaré, mañana tengo que ir a Málaga a ver un partido de fútbol con mi Ángel, ya que con el dinero que consiguió en Navidad, compró una entrada para el y otra para mí , el Atlético de Madrid. Y mira que yo esto del fútbol ni lo entiendo ni lo comparto, que un niño granadino diga que el equipo de su alma es el Atlético de Madrid pero bueno, hay que respetarlo. Esto va a ser una prueba de fuego, por un lado volver a estar un día con él sin que me produzca ansiedad, y después estar en un estadio con miles de persona donde hay que hacer cola, lleno de gente, y de ruido. Iré con la mejor predisposición para hacer sentir a mi hijo sentir que tiene una madre que está ahí, aunque en estos momentos esté alejada.

Anuncios

2 pensamientos en “Cartas a mí. 31/03/2017”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s